Sonidos para animaciones

Cada historia pide su música, locución y diseño de sonido

Sonido. El movimiento también se escucha

 

El sonido es indispensable en nuestro trabajo porque el movimiento también se escucha. Sin el diseño de sonido y la capacidad emotiva de la música el poder de las piezas audiovisuales se reduce. Cada animación te pide su propia banda sonora. El montaje, la dinámica de cada plano y la atmósfera global están marcadas por la música, pero en algunos casos también por la locución.

La locución es la voz en off que se escucha en algunas piezas audiovisuales y nos describe ideas que explican o describen el mensaje de la pieza. No todos los proyectos necesitan voz en off, pero en el caso de necesitarla, nosotros realizamos el casting de voces y una vez elegida trabajamos el tono del guión, el ritmo y la intención del mensaje. 

Una clave de la creación de una pieza audiovisual está en elegir un tema musical que atrape a la audiencia y cree una atmósfera afín a la narrativa que queremos desarrollar. La definición de la música se debe poner en marcha al principio del proceso creativo con una investigación previa. Para ello trabajamos con los mejores bancos de sonidos que nos aseguren melodías singulares y de calidad con las licencias necesarias. Una vez que tengamos el tema lo editaremos para que se adapte a la narrativa de la pieza.

Supongamos que la pieza que estamos creando tiene un río fluyendo. En numerosas ocasiones los videos requieren sus efectos de sonido o FX para enfatizar las animaciones para ello trabajamos con los mejores profesionales del sector.

Si aún dudas, hay una manera muy práctica y sencilla de identificar el poder de la música en el mundo audiovisual.  Detén la imagen de una de las escenas de una pieza audiovisual para percibir realmente hasta qué punto la música puede llegar a ser mucho más que el 50% de la narrativa.